La energía fotovoltaica se obtiene del sol y convierte la luz solar en electricidad.

La tecnología empleada es el denominado efecto fotovoltaico, que se obtiene mediante unos paneles que absorben la luz y generan corriente eléctrica.

Existen diferentes tipos de paneles solares:

Los fotovoltaicos, están capacitados  para generar energía para las necesidades de nuestros hogares.

Los térmicos, que se instalan en casas o edificios que cuenten con una recepción directa de sol.

Los termodinámicos, que funcionan a pesar de la variación meteorológica, es decir, aunque sea de noche, llueva o esté nublado.

En sus inicios los panes se utilizaban para dar energía eléctrica a los satélites. Pero en la década de los 50 empezó a dárseles otros usos. De hecho, en los 50 empezaron a desarrollarse hasta convertirlos en la alternativa a los combustibles fósiles.

Ventajas de la energia fotovoltaica

Una de sus principales cualidades es que al ser el sol una fuente de energía inagotable esta energía también lo es, pero además no contamina

Otra de sus grandes ventajas es que el coste de la instalación y del mantenimiento de estos paneles solares  ha disminuido muchísimo en los últimos años.

Además, hay que tener en cuenta que la vida útil de estos paneles suele superar los 30 años. Por ello es muy económico, ya que aunque requiere de una inversión inicial. Adema una vez instalado es un combustible gratuito que puede durar toda la vida.

La energía solar está generando mucho empleo ya que se trata de un sector en alza.

Una energía barata

Si de algo podemos estar seguros es que según avanza el mercado la energía solar se convertirá en los próximos 10 años en la fuente de electricidad más barata que exista en la mayor parte del mundo. Debemos tener en cuenta que los precios de los paneles en el mercado están bajando.

Por |2017-12-29T19:12:22+00:00septiembre 18th, 2017|Energía solar|