La planta solar.

Cada año crece más el consumo de energía y cada vez tenemos menos fuentes de las que obtenerlas. Las formas de energía tradicionales se agotan, es el caso del petróleo o el carbón. En definitiva, los combustibles fósiles son fuentes de energía muy contaminantes y se están agotando. Esto ha llevado a buscar nuevas formas de generar energía, como la planta solar.

La energía solar no sólo es una fuente inagotable de energía, ya que proviene directamente del sol, sino que además es limpia y libre de contaminantes. Ahora bien, ¿cómo obtenemos energía solar? Pues mediante los paneles solares.

La planta solar es un sistema sencillo y muy práctico de obtener energía eléctrica. De hecho, se utilizan cada vez más frecuentemente en zonas donde es difícil acceder para llevar la energía tradicional. El sistema se está trasladando ya a las grandes ciudades y los paneles solares ocupan gran parte de nuestros edificios. Además, los paneles solares son de fácil ubicación y pueden colocarse en tejados, techos de naves industriales, etc.

Ahora bien, ¿cómo está compuesta una planta solar?

  • Paneles solares

Los paneles son un conjunto de celdas o células solares, encargadas de captar la radiación del sol, para luego convertirla en energía eléctrica.

  • Controlador

Cuando instalamos un sistema de paneles solares, debemos tener en cuenta que no siempre habrá sol. Incluso hay días en que tendremos exceso de sol, como ocurre en zonas cálidas. De ahí que sea preciso un controlador que evite no sobrecargar el sistema. El objetivo es controlar los paneles de la planta solar, para evitar roturas y desperfectos.

  • Inversor

Como su propio nombre indica su labor es precisamente invertir la energía. La energía obtenida de los paneles solares es directa. La energía que utilizamos en nuestros aparatos eléctricos es de corriente alterna. Necesitamos un inversor para que funcionen

  • Baterías

Las baterías son muy útiles y necesarias para almacenar la energía eléctrica cuando el sol no esté disponible.

También existe la posibilidad de mejorar el rendimiento de la planta solar con los denominados seguidores solares. Un sistema que permite a los paneles girar buscando la posición del sol. Esta es una solución muy útil para días nublados o zonas más frías.

Costos de una planta solar

Siempre se ha pensado que la energía solar es un sistema costoso, ya que los paneles solares por su diseño son caros. Sin embargo, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías y a la investigación se ha reducido mucho el coste de esos paneles. Hoy en día pueden instalarse paneles solares eficientes y baratos. De hecho, podemos asegurar que hoy en día cuestan un 80% menos de lo que costaban hace sólo unos años.

 

 

Por |2018-02-12T10:05:16+00:00enero 9th, 2018|Energía solar|