Placas solares para calentar el agua

La mejor alternativas para la economía familiar es sin duda la utilización de Placas solares para calentar el agua.

Son económicas, limpias y fáciles de instalar, además las administraciones suelen conceder subvenciones porque son energías renovables.

Por poner un ejemplo, una familia con cuatro miembros puede llegar a gastar en agua caliente unos 600 euros anuales, mientras que las placas solares nos permiten obtener el agua caliente de forma totalmente gratuita

Hay que tener en cuenta que las placas solares utilizan como fuente de energía la luz solar, de hecho están compuestas de unos captadores que absorben la energía solar y la transmiten al depósito.

El sistema permite que esta agua caliente sea distribuida por todo el hogar mediante una serie de tuberías.

Muchas personas piensan qué ocurre en los días en que no hay sol.

En esos días la placa funciona sin ningún inconveniente ya que cuenta con un gran depósito de almacenamiento.

Existen además placas solares que cuenta con un calentador eléctrico en el caso de que nos encontremos en un clima poco cálido.

Entre sus ventajas podemos destacar que el equipo puede instalarse en un día y su mantenimiento es mínimo.

Además las administraciones suelen conceder subvenciones para la adquisición de estas placas solares, con el objetivo de favorecer las energías renovables.

Se calcula que el uso de placas solares permite un ahorro de aproximadamente unos 40€ al mes, es decir unos 480€ anuales.

Las placas solares son sin duda la mejor opción no sólo para la economía de la familia por el ahorro que conllevan sino también para contribuir al cuidado del planeta conservando la energía térmica y aprovechando la energía que nos brinda el sol.

Por |2017-10-30T12:47:24+00:00octubre 27th, 2017|Energía solar|